13 de julio de 2024 1:58 pm
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Nuevo Gobierno Impulsa la Ciencia y Tecnología en México

Claudia Sheinbaum Pardo, próxima presidenta de México, planea transformar el país en una potencia mundial en ciencia mediante la creación de la Secretaría de Ciencia, Humanidades, Tecnología e Innovación, pese a prometer mantener un presupuesto austero.

Claudia Sheinbaum, próxima presidenta de México, ha anunciado importantes cambios para el sector de ciencia y tecnología del país, incluyendo la creación de la nueva Secretaría de Ciencia, Humanidades, Tecnología e Innovación. Este nuevo organismo reemplazará al Consejo Nacional de Humanidades, Ciencias y Tecnologías (Conahcyt), con Rosaura Ruiz Gutiérrez al frente como su titular. Esta reforma surge de la promesa de Sheinbaum de convertir a México en una «potencia mundial en ciencia», una visión delineada en el documento «100 pasos para la Transformación», que también abarca educación y cultura.

El enfoque principal de la reforma es fortalecer los proyectos nacionales de investigación e incidencia mediante una participación más activa de los sectores académico, público y privado. Se busca mejorar la vinculación entre la investigación básica y aplicada y los sectores estratégicos del país. Sin embargo, hay preocupaciones en la comunidad científica debido a las políticas de austeridad que podrían limitar el presupuesto necesario para llevar a cabo estas ambiciosas reformas. En el último sexenio, el presupuesto asignado al Conahcyt ha sido el más bajo en décadas, representando solo el 0.37% del presupuesto nacional, lo que genera incertidumbre sobre el financiamiento futuro de la ciencia y tecnología.

Además de la reforma estructural, Sheinbaum ha propuesto la creación de un programa de apoyo y transferencia de conocimiento para aprovechar la relocalización de industrias tecnológicas internacionales. Este plan busca fortalecer y consolidar polos de desarrollo basados en el conocimiento científico, el desarrollo tecnológico y la innovación, apuntando a la creación de empleos y empresas de base tecnológica en diversas regiones del país. A pesar de la intención de aumentar el presupuesto para ciencia y desarrollo tecnológico, la presidenta electa ha afirmado que no habrá incrementos significativos en el presupuesto para la nueva secretaría, lo que plantea dudas sobre cómo se financiarán estas iniciativas.

En conclusión, mientras que el nuevo gobierno tiene la intención de transformar el sector de ciencia y tecnología en México, la ejecución de estas reformas enfrenta el desafío de hacerlo dentro de un marco de austeridad presupuestaria. Esto será crucial para asegurar que México no solo mantenga su capacidad científica y tecnológica, sino que la expanda de manera significativa en los próximos años.

OPINIÓN

Opinión

El Comentario del Día TV

Noticias nacionales e Internacionales