Sobre nosotros

Plataforma dedicada a la difusión de columnas de opinión de expertos en diversos temas, desde la situación económica, política y social del país hasta tecnología, el ámbito empresarial y todo lo que sea de interés general.

Nuestras publicaciones son realizadas por distintos colaboradores y cada uno de los artículos refleja exclusivamente las opiniones de sus autores.

17 de octubre de 2021
Se anuncia de esta forma, la puesta en marcha del programa de Educación a Distancia Aprende en Casa II, clases por televisión, radio, cuadernillo de trabajo o internet. A un año de distancia, surge una nueva duda ¿funcionó?...
Vistas: 654
Tiempo de lectura:3 Minutos, 53 Segundos
ESCUCHAR EL AUDIO
Eduardo López Chávez

Hace un año, el mundo entero inicio un proceso completamente insólito, de un día a otro se cerró toda actividad y las vidas se paralizaron, el COVID-19 cambio completamente las reglas de juego, las principales noticias de aquellos días eran sobre el número de muertos, contagiados y capacidad hospitalaria, la realidad superó a la ficción y empezaron a surgir algunas dudas muy importantes ¿cuánto tiempo estaremos encerrados? ¿qué pasa con el trabajo? ¿es seguro tener reuniones? ¿qué sucederá con las clases?

En un inicio, el gobierno mexicano minimizó la situación “en un par de semanas ya habremos domado la pandemia…” “ya estamos domando la pandemia…” “la pandemia nos vino como anillo al dedo…” y a la par de esta situación, el entonces florero que custodiaba la oficina del titular de la Secretaría de Educación Pública, Esteban Moctezuma, quien por cierto, despachaba desde Puebla vaya usted a saber como o donde y quien paso de florero a flamante embajador en Estados Unidos, salió en uno de los capítulos del show cómico – mágico – musical del hijo predilecto de Macuspana, para informar las acciones que desde el gobierno de la transformación de cuarta, tomarían para evitar que el proceso educativo en México se paralizara.

Se anuncia de esta forma, la puesta en marcha del programa de Educación a Distancia Aprende en Casa II, clases por televisión, radio, cuadernillo de trabajo o internet. A un año de distancia, surge una nueva duda ¿funcionó? ¿se logró aminorar el impacto de la pandemia en la educación en México?

La respuesta es no, hoy el tema de la educación en México empieza a tomar un papel importante en la “comentocracia mexicana” por los posible impactos futuros que tendremos que afrontar como sociedad, los cuales aún no se pueden cuantificar a ciencia cierta, lo que si es claro es que, en nuestro país, el manejo de la educación en tiempos de pandemia, fue manejado como la misma pandemia, es decir, mal y con pésimos resultados, de forma personal siempre dije que habría una barrera natural en el proceso de educación bajo el programa que presentó la SEP, el acceso a la infraestructura mínima necesaria, esto es, electricidad, señal de televisión y acceso a internet, así como una computadora y/o una televisión, ojo, no solo desde el punto de vista de los alumnos, también de los docentes.

A penas en marzo, el INEGI dio a conocer los resultados de la Encuesta para la medición del impacto COVID-19 en la educación (ECOVID-ED) que arroja información que debe tomarse con mucho cuidado, por ejemplo, 5.2 millones de personas no se inscribieron en el ciclo escolar 2021 – 2022 y 738,400 no concluyeron el pasado, 58.9% fue por motivos relacionados con la epidemia, 8.9% por falta de recursos y 6.7% por tener que trabajar, del grueso de deserciones, es decir, de los que están relacionados con la pandemia, 28.8% fue por pérdida del contacto con maestras/maestros o no pudo hacer tareas, 22.4% alguien de la vivienda se quedó sin trabajo o redujeron sus ingresos, 20.2% la escuela cerró definitivamente y 17.7% carecía de computadora, otros dispositivos o conexión a internet.

Así mismo, organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la UNESCO, han dado a conocer que la situación de la educación durante la pandemia, golpeó de forma particular a los países en vías de desarrollo, en el caso de Latinoamérica, la estimación de alumnos que se quedaron total o parcialmente fuera del proceso de educación a distancia, llega a casi 50% siendo los más afectados, aquellos segmentos de población mas vulnerables, indígenas, campesinos, proletarios, migrantes y desempleados.

Dado lo anterior, recomiendan acciones muy concretas como son mantener o aumentar el gasto público en educación, establecer normas y lineamientos muy claros sobre los cuidados para evitar la propagación de contagios en escuelas, reducción del número de alumnos por grupo, ingresos escalonados, verificar la disponibilidad de equipos y conectividad en caso de requerir continuar en el modelo virtual, entre otros.

Decía Aristóteles: “La educación es un ornamento en la prosperidad y un refugio en la adversidad”, ¿cuáles son las propuestas concretas para remediar el problema educativo ocasionado por la pandemia en México? ¿Por qué el debate educativo en nuestro país siempre se enfoca en dinero y las organizaciones sindicales? ¿porqué el centro del debate no es el proceso de enseñanza – aprendizaje? ¿dónde está la autoridad? ¿qué hace el florero sustituto de Esteban Moctezuma, Delfina Gómez? Si la respuesta a todas estas incógnitas es, no se, mi estimado lector el futuro no solo será adverso, será un martirio…

A %d blogueros les gusta esto: