Sobre nosotros

Plataforma dedicada a la difusión de columnas de opinión de expertos en diversos temas, desde la situación económica, política y social del país hasta tecnología, el ámbito empresarial y todo lo que sea de interés general.

Nuestras publicaciones son realizadas por distintos colaboradores y cada uno de los artículos refleja exclusivamente las opiniones de sus autores.

23 de septiembre de 2021
Hay dos cuestiones básicas que siempre se deben tener en cuenta cuando de política se trata, primero, las coincidencias no existen y segundo, la forma es fondo, es decir, todo aquello que un actor político diga o haga no es resultado de la casualidad, tiene un por qué...
Vistas: 411
Tiempo de lectura:3 Minutos, 21 Segundos
ESCUCHAR EL AUDIO
Eduardo López Chávez

Hay dos cuestiones básicas que siempre se deben tener en cuenta cuando de política se trata, primero, las coincidencias no existen y segundo, la forma es fondo, es decir, todo aquello que un actor político diga o haga no es resultado de la casualidad, tiene un por qué y generalmente, es dejar clara una idea, una línea de acción o simplemente enviar un posicionamiento sobre un tema en específico.

Lo anterior, es algo fácil de analizar y entender cuando la persona que lo hace es consciente de su entorno, pero, sobre todo, es congruente entre lo que dice y hace, de lo contrario todo es improvisación y refleja además de ignorancia, falta de visión, limitación de miras, inexistencia de un verdadero plan de acción y un profundo desprecio por quienes reciben sus mensajes.

El hijo predilecto de Macuspana es, un ejemplo claro de lo anterior, recién terminado el proceso electoral dijo en su show cómico-mágico-musical: “Si estuvimos muy pendientes para evitar la violencia, para darle garantía, seguridad, a la gente de salir a votar sin miedo, sin temor, eso era lo más importante, si a eso se añade el resultado que va a favorecer que continúe el proyecto de nación de transformación de México, pues se pueden imaginar cómo estoy: feliz, feliz, feliz”.

Sin embargo, pocos días después cuando se toco el tema del resultado de la elección en la Ciudad de México, tal parece que se le acabó la felicidad, de nueva cuenta cambió el tono por el de ataque y señalamiento, diciendo: “Les funcionó aquí en la ciudad y se explica porque aquí es donde se recibió el mayor bombardeo de mentiras y muchos compraron esas mentiras, muchos, y con esa manipulación en la capital de la República, que siempre había estado a la vanguardia, ahora hubo un avance hacia el conservadurismo.”, “Atribuyo esto a que sectores de la clase media fueron influenciados, se creyeron lo del populismo, lo del falso mesías, lo del mesías tropical, de que íbamos a reelegirnos, pero hasta las piedras cambian de forma de parecer” y finalmente, la declaración insignia: “Un integrante de clase media-media, media alta, incluso, con licenciatura, con maestría, con doctorado, no, está muy difícil de convencer, es el lector del Reforma, ese es para decirle: Siga usted su camino, va usted muy bien, porque es una actitud aspiracional, es triunfar a toda costa, salir adelante, muy egoísta”

Para empezar, ¿no se supone que él también tiene una licenciatura?, ¿significa que no se esforzó por obtenerla? y lo más importante, si dentro de su discurso siempre ha dicho que los empresarios son de lo peor y ahora la clase media es prácticamente una enfermedad para la sociedad, por que en su reciente visita a Oaxaca dijo: “No es por presumir, pero México es ejemplo a seguir en el mundo en esta forma, en esta manera de gobernar con el pueblo con honestidad, con austeridad, con eficiencia, con democracia, garantizando el derecho a disentir, la pluralidad. Todo esto es lo que estamos logrando con la participación de todas y de todos, desde la gente más humilde, pobre, hasta los profesionales, integrantes de las clases medias y también los empresarios, y aquí está en ejemplo de cómo estamos sumando esfuerzos, voluntades, todos.”

La incongruencia del morador de palacio es impresionante, pero lo más importante es que, el mensaje que envía con sus acciones y palabras es muy claro, no le interesan los ciudadanos, las instituciones o el país, solo le interesa lo que el pueda recibir, así es que si hoy tiene que decidir inundar a los más pobres por salvar a los ricos lo hará y si mañana decide insultar a la clase media para quedar bien con los más pobres también lo hará, el caso es, polarizar, por que tal parece que es la única forma en que el se siente cómodo tratando de sostener sus ideas, por que de gobernar, ni hablar, no sabe que es o como hacerlo.

A %d blogueros les gusta esto: