Sobre nosotros

Plataforma dedicada a la difusión de columnas de opinión de expertos en diversos temas, desde la situación económica, política y social del país hasta tecnología, el ámbito empresarial y todo lo que sea de interés general.

Nuestras publicaciones son realizadas por distintos colaboradores y cada uno de los artículos refleja exclusivamente las opiniones de sus autores.

4 de agosto de 2021

Economía, Seguridad y Estado de Derecho

El motivo del porqué, a finales de 2019 el crecimiento de la economía fuera del 0%, nada tiene que ver con la pandemia, dado que aún no estaba presente sino por motivos completamente internos que estuvieron relacionados con la falta de claridad de rumbo...
Vistas: 3921
Tiempo de lectura:3 Minutos, 25 Segundos
ESCUCHAR EL AUDIO
Eduardo López Chávez

Muchos han sido los desaciertos en materia económica que se han tomado desde el inicio del gobierno del hijo predilecto de Macuspana, para nadie es secreto que la primera fue la cancelación del NAICM en Texcoco. Esa decisión encendió un foco entre los empresarios ¿el motivo? Se puede resumir en una sola palabra: “Certeza”. Recordemos que la forma en que se tomó esa decisión fue por medio de una de las consultas más patéticas que pudieran existir en la historia de nuestro país, de ahí en adelante la situación solo ha empeorado.

El motivo del porqué, a finales de 2019 el crecimiento de la economía fuera del 0%, nada tiene que ver con la pandemia dado que aún no estaba presente, sino por motivos completamente internos que estuvieron relacionados con la falta de claridad de rumbo, pero sobre todo la implementación de ideas añejas y que en nada abonaban a recuperar la confianza perdida. En ese sentido, es de vital importancia dar un giro de timón si en verdad se desea retomar la senda del crecimiento y desarrollo económico, siendo el punto de partida, la creación de un entorno de certeza para los dueños del capital que se traduzca en creación de empleos y por lo tanto aumento del bienestar de la población, confirmándose la ecuación: (+) inversión = (+) empleos = (+) consumo = crecimiento económico = (+) bienestar = desarrollo económico.

A pesar de lo anterior, las decisiones del morador de palacio se mantenien alejadas de lo que se requiere, su empeño por implementar malas políticas económicas nos ha llevado a un punto en donde, es más visible que ya no somos tan atractivos para el extranjero, de acuerdo con el Banco de México la tenencia de valores gubernamentales por residentes en el extranjero disminuyó un 21.2% con respecto al mes de febrero 2020, hemos perdido un total de 470,268 millones de pesos en inversiones en valores, una caída del (-)7.78% de acuerdo con el Banco Central, el motivo es el aumento de aversión al riesgo sobre México derivada de la lentitud y debilidad del proceso de recuperación económica, así como del proceso de vacunación, ambas situaciones basadas en las decisiones del gobierno del Tabasqueño.

La colocación de estos valores en los mercados financieros tiene como objetivo la captación de recursos para la ejecución de los proyectos públicos; en la medida en que disminuya la cantidad de valores en manos del extranjero, surgen dos escenarios: se están captando menos recursos dado que no son adquiridos por nadie más o una parte es adquirida por nacionales, pero sigue existiendo una pérdida, aún cuando de acuerdo con el Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE) del INEGI, se espera un avance positivo del 14.7%  para junio de este año respecto del mismo mes del año pasado en el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), siendo los principales avances en las actividades secundarias (14.4%) y terciarias (14%), esto solo es producto del rebote por la reapertura, mas no es sostenible en el mediano y largo plazo.

Aunado a lo anterior y de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del INEGI, para la primera quincena de junio de 2021, el 66.6% de la población de 18 años y más consideró que vivir en su ciudad es inseguro, porcentaje mayor al 66.4% presentado en marzo de 2021 y a nivel nacional, 27.7% de los hogares mencionó que existe cuando menos un integrante que fue víctima de robo y/o extorsión durante el primer semestre del año y con respecto a la percepción de inseguridad continúa siendo mayor para las mujeres con 71.3%, mientras que para los hombres fue de 60.9% ¿qué pasa con la estrategia de seguridad?

La inexistencia de un entorno de certeza financiero, más el incremento de los niveles de inseguridad en el territorio, son motivo suficiente para perder inversión, si agregamos someter a una consulta popular la aplicación de la ley, que es, en estricto sentido una violación al Estado de Derecho, nada bueno puede suceder.

A %d blogueros les gusta esto: