Sobre nosotros

Plataforma dedicada a la difusión de columnas de opinión de expertos en diversos temas, desde la situación económica, política y social del país hasta tecnología, el ámbito empresarial y todo lo que sea de interés general.

Nuestras publicaciones son realizadas por distintos colaboradores y cada uno de los artículos refleja exclusivamente las opiniones de sus autores.

8 de diciembre de 2021
De acuerdo con un estudio publicado por el CONEVAL en 2019, solo el 81% de los inmuebles destinados a ser escuelas están ubicados en construcciones con condiciones mínimas de sanidad y de materiales duraderos; 77% cuentan con servicios (Agua potable, energía eléctrica, servicios sanitarios y drenaje), 84% con mobiliario básico (Aulas con pizarrón y muebles...
Vistas: 3548
Tiempo de lectura:3 Minutos, 40 Segundos
ESCUCHAR EL AUDIO
Eduardo López Chávez

Mucho hemos escuchado en las últimas semanas sobre el inevitable regreso a clases presenciales en el país y es una situación que desafortunadamente ha dividido de forma importante a la sociedad y es completamente comprensible sobre todo si consideramos que, en realidad, hay muchas posturas, poca claridad y prácticamente nada de certidumbre.

Desde mi punto de vista, el tema no debe ser si se debe o no regresar a clases, por supuesto que hay que regresar, a nivel mundial somos el país que mayor tiempo ha tenido a los niños fuera de las escuelas y esto ha generado que se agudice un problema que si bien ya existía ahora será mucho mas visible, la desigualdad educativa y por ende a mediano y largo plazo, la desigualdad en sentido general. El tema de discusión entonces debe centrarse en el cómo regresar a las clases, es decir, ¿cuál es la forma en la que se debe regresar a clases?

De acuerdo con un estudio publicado por el CONEVAL en 2019, solo el 81% de los inmuebles destinados a ser escuelas están ubicados en construcciones con condiciones mínimas de sanidad y de materiales duraderos; 77% cuentan con servicios (Agua potable, energía eléctrica, servicios sanitarios y drenaje), 84% con mobiliario básico (Aulas con pizarrón y muebles para que los alumnos puedan sentarse y apoyarse para escribir) y 59% cuenta con instalaciones complementarias, lo anterior implica que, antes de empezar a plantear las fechas para regresar a clases, el gobierno federal, debería de estar dando a conocer cual es la estrategia que se seguirá para cubrir estas deficiencias en la infraestructura educativa y de cuanto será el presupuesto destinado a este rubro.

El regreso a clases no es algo que se debe tomar a la ligera y tampoco es barato, de acuerdo con el gobierno federal, en el documento llamado: “Guía para el regreso responsable y ordenado a las escuelas” hay 2 puntos que me gustaría analizar: 1. Lavar las manos con agua y jabón y/o uso de gel antibacterial y 2. Mantener la sana distancia. ¿Cómo pretenden que se cumplan si no es a través de dar presupuesto a las escuelas? Y mas allá, ¿cómo pedir que se cumplan en escuelas donde no hay acceso a servicios básicos?

Para tomar sana distancia, un grupo de 60 alumnos debería ser transformado en 3 grupos de 20, es decir, o se contrata a más profesores y con ello lo que implica el pago de sueldos o se opta por el modelo híbrido en donde se van rotando a los alumnos cada semana y mientras que unos van, los demás se quedan en casa, pero, los que no van ¿cómo tomarían las clases si no tienen acceso a internet o algún otro medio? Y suponiendo que, si los tengan, ¿qué pasa si la escuela no los tiene? Al fin y al cabo, el profesor tendría que transmitir desde el salón.

Mi querido lector, para todo el mundo es claro cuales deben ser las medidas que se tomen para un regreso seguro, lo que no es claro es cómo apoyará el gobierno ese regreso, se han encargado de generar mucha inceritumbre por que la T de cuarta sabe como destruir y polarizar, pero no saben como construir o implementar, estamos a menos de una semana del regreso y no se ha visto ni escuchado al nuevo Secretario de Hacienda, dando a conocer cual será la cantidad de recursos destinada al regreso, cuales son las reglas de ejercicio de esos recursos y cual será la forma de distribuirlos asegurándo en todo momento que realmente se apliquen y lleguen a los destinatarios finales, para empezar ¿alguien sabe donde está el secretario?

Es muy fácil decir que llueve, truene o relampagué, se regresará a clases y que se deben correr riesgos, pero, ¿en que escuela estudia el hijo del morador de palacio? hasta donde todos sabemos no en una pública, sino en una privada, algo que no está mal, pero que está muy lejos de compararse con la realidad de muchos otros niños y jóvenes.

Por cierto, entre el 7 y el 18 de agosto, se reportaron poco más de 9 mil niños menores de 14 años contagiados de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, así mismo, 2,679 jóvenes en edad de acudir al bachillerato hospitalizados y 6,779 jóvenes en edad universitaria también hospitalizados.

A %d blogueros les gusta esto: