Sobre nosotros

Plataforma dedicada a la difusión de columnas de opinión de expertos en diversos temas, desde la situación económica, política y social del país hasta tecnología, el ámbito empresarial y todo lo que sea de interés general.

Nuestras publicaciones son realizadas por distintos colaboradores y cada uno de los artículos refleja exclusivamente las opiniones de sus autores.

8 de diciembre de 2021
...implica un esfuerzo desde el gobierno, pero también desde la sociedad, para generar un entorno adecuado para que toda persona pueda acceder a la información disponible, pero también, se debe garantizar que dicha información sea confiable, de lo contrario, se desvirtúa el objetivo...
Vistas: 2976
Tiempo de lectura:3 Minutos, 42 Segundos
ESCUCHAR EL AUDIO
Eduardo López Chávez

Hoy 28 de septiembre, se celebra el “Día Internacional del Derecho de Acceso Universal a la Información”, promovido por la UNESCO y declarado el 17 de noviembre de 2015, este año el tema es: «Derecho a Saber: Reconstruir mejor con el acceso a la información».

De acuerdo con la UNESCO, el principal objetivo de este año radica en la aceleración de soluciones sostenibles encaminadas a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, destacando lo relacionado con el marco normativo del acceso a la información y su aplicación para generar instituciones sólidas, reforzar el derecho a la información y la cooperación internacional, con especial cuidado en el entorno que la pandemia por COVID-19 ha generado a nivel internacional.

Lo anterior implica un esfuerzo desde el gobierno, pero también desde la sociedad, para generar un entorno adecuado para que toda persona pueda acceder a la información disponible, pero también, se debe garantizar que dicha información sea confiable, de lo contrario, se desvirtúa el objetivo dado que, se estaría permitiendo la distribución de información poco confiable y certera.

En términos económicos, la generación de información confiable es punto básico para el análisis e interpretación de lo que sucede en una economía e incluso permite que se hagan proyecciones de variables tan importantes como el PIB, la inflación, el tipo de cambio o el nivel de inversión, poseer un marco que asegure la efectiva creación de estas bases de información y su distribución a cualquier agente económico, es parte de la certeza requerida para atraer nuevas inversiones y nuevos negocios al país, sin embargo, la administración del morador de palacio, se ha encargado desde el inicio de la misma, de generar un entorno de incertidumbre al ritmo de la frase “yo tengo otros datos…” y surgen entonces las preguntas ¿dónde están esos datos? ¿dónde se pueden consultar? ¿cuáles son las fuentes de esos otros datos?

La respuesta a todas esas preguntas, no existe y por lo tanto, se ha generado un problema de confianza en las instituciones mexicanas; si bien es cierto que en México existe el Sistema Nacional de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales, cuyo objetivo es organizar los esfuerzos de cooperación, colaboración, promoción, difusión y articulación permanente en materia de transparencia, acceso a la información y protección de datos personales, de conformidad con lo señalado en la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública y demás normatividad aplicable, poco se puede hacer cuando desde el púlpito presidencial, el hijo predilecto de Macuspana se encarga diariamente de tergiversar todo aquel dato que no le beneficie.

Si usted mi querido lector fuera un inversionista que desea saber si vale o no la pena invertir en una economía como la mexicana, lo primero que buscaría es  tener la información económica relevante del desempeño del país, ¿qué opinaría si por un lado, la institución encargada de la generación de información económica, en este caso el INEGI, da a conocer un dato relevante y por el otro el tabasqueño titular del Poder Ejecutivo dice algo contrario? por ejemplo: INEGI dice que en agosto de este año, las exportaciones totales de mercancías retrocedieron un 4.58%, resultado de caídas de 4.48% en las exportaciones no petroleras y de 6.00% en las petroleras mientras que, las importaciones totales se redujeron en 3.36%, disminución de 3.80% en las importaciones no petroleras y de un aumento de 0.18% en las petroleras, ambas exportaciones e importaciones en el comparativo mensual, esta información refleja un proceso de desaceleración producto del agotamiento del “rebote económico”, pero el morador de palacio dice que, el país va de maravilla y que somos ejemplo mundial.

De acuerdo con el INEGI, la demanda de información ha crecido a un ritmo anual de aproximadamente 30%, 23.5% de las solicitudes se presentaron ante instituciones del ámbito federal, 44.6% del ámbito estatal y 31.9% del ámbito municipal, esta tendencia, obliga a cuidar no solo el acceso a esa información, sino también la calidad de esta, nada bueno puede salir de los “otros datos…” que en realidad, son solo mentiras y para muestra, lo publicado por la consultora SPIN el 31 de agosto de 2021, donde da a conocer que de acuerdo con su seguimiento al show cómico-mágico-musical del hijo predilecto de Macuspana, ha acumulado más de 6️1 mil AFIRMACIONES FALSAS O ENGAÑOSAS.

A %d blogueros les gusta esto: