Sobre nosotros

Plataforma dedicada a la difusión de columnas de opinión de expertos en diversos temas, desde la situación económica, política y social del país hasta tecnología, el ámbito empresarial y todo lo que sea de interés general.

Nuestras publicaciones son realizadas por distintos colaboradores y cada uno de los artículos refleja exclusivamente las opiniones de sus autores.

8 de diciembre de 2021

Reflexión de campaña

Metas y acciones claras, sustentadas en propuestas, son y seguirán siendo los estandartes de las campañas electorales, unas diseñadas y elaboradas bajo una metodología clara, con un trasfondo solidario, participativo y de suma positiva...
Vistas: 3663
Tiempo de lectura:3 Minutos, 20 Segundos
ESCUCHAR EL AUDIO
Francisco Isaías Lemus Paz

Durante los últimos años, el ejercicio democrático al que somos sujetos los ciudadanos ha sido la herramienta mediante la cual se pueden medir muchas cosas: libertad, calidad de las instituciones, educación y nivel de corrupción son claro ejemplo de ello y, no es por menos que a nivel mundial la democracia ha sido un referente mediante el cual son tomadas decisiones económicas y sociales, pues al existir una aparente correlación entre lo previamente mencionado se puede inferir un nivel mayor o menor de riesgo en todos sentidos, pero sobre todo, en el económico.

Muchos son los actores que están involucrados en una campaña electoral, sin embargo, son pocos quienes quieren asumir la derrota, sobre todo, cuando se habla de la política local. Bajo esta misma línea de derrota, la falta de comunicación, sin lugar a duda, es la variable que mayor peso juega al interior de un equipo de campaña. De ahí la necesidad de que quien coordine de manera general ese ejercicio sea una persona con una visión mucho más amplia, objetiva y, sobre todo, crítica del acontecer diario de una campaña electoral.

Metas y acciones claras, sustentadas en propuestas, son y seguirán siendo los estandartes de las campañas electorales, unas diseñadas y elaboradas bajo una metodología clara, con un trasfondo solidario, participativo y de suma positiva. Otras, emanadas de la incongruencia y el populismo, sin una metodología definida y, por último, propuestas que simplemente quedaron en opiniones y deseos utópicos sin relevancia, estas últimas sin ninguna metodología ni proceso de creación. De esta manera es como, desde mi perspectiva, puede catalogarse (de manera muy general) el material con el que los candidatos estarán trabajando sus campañas.

Ejemplos de cómo no hacer las cosas son muchos, sin embargo, son pocos quienes han sabido aprovechar estas áreas de oportunidad y, sobre todo, aprendido de los errores que se han cometido en el pasado, además de que son pocos quienes pueden participar de manera continua en algún proceso electoral, lo que limita el poder aplicar lo previamente aprendido pues, como es natural, cada candidato tiene un equipo previamente integrado, mismo que se ha ido complementado con el pasar del tiempo.

La suma de variables en las campañas son las que definirán si se tendrá o no éxito, ojo, no siempre este culmina con una victoria del candidato, pues dependerá de cada caso particular si el poder lograr regidurías (en el caso local) o diputaciones plurinominales (en el caso de los niveles estatal y federal) puede ser considerada una campaña exitosa, sobre todo en aquellos territorios donde las preferencias han sido contundentes a favor de un partido y/o candidato.

En particular, hablaremos sobre la importancia de la comunicación dentro de una campaña electoral pues, en definitiva, es de los tres puntos más importantes de una campaña, seguida del candidato o partido (cada caso es muy particular). Flujos de información, confiabilidad, comparabilidad y comprensión de la información son solo algunas, pero las más importantes, de las características que se deben de cumplir para poder utilizar el material. Sin embargo, la información por si sola no puede hacer mucho y, justo ahí, es donde entran las estrategias de comunicación política.

Redes sociales, medios impresos o digitales, perifoneo, volanteo, entre otros, son solo algunos canales que pueden ser utilizados para la penetración de la información en la ciudadanía, es muy importante mencionar que estos no son excluyentes, es decir, la estrategia de comunicación no debe de estar limitada a uno o dos canales, de lo contrario, el margen de maniobra que podríamos manejar es muy reducido y, el margen restante, será utilizado por nuestros contrincantes.

Para finalizar, existen manuales donde se nos exponen diversas estructuras para poder llevar a cabo una “buena y exitosa” campaña, sin embargo, es muy importante considerar que cada caso es particular a tal grado que debe analizarse cada una de las secciones distritales del municipio o distrito, pues puede haber variables muy particulares en cada una de ellas.

A %d blogueros les gusta esto: