Sobre nosotros

Plataforma dedicada a la difusión de columnas de opinión de expertos en diversos temas, desde la situación económica, política y social del país hasta tecnología, el ámbito empresarial y todo lo que sea de interés general.

Nuestras publicaciones son realizadas por distintos colaboradores y cada uno de los artículos refleja exclusivamente las opiniones de sus autores.

23 de septiembre de 2021

La música y Haruki Murakami

Murakami es uno de los autores japoneses más conocidos en el mundo. Sus obras han sido traducidas a más de 50 idiomas, y ha ganado diversos premios literarios como el Franz Kafka de 2006 y el Hans Christian Andersen de Literatura de 2016...
Vistas: 373
Tiempo de lectura:2 Minutos, 28 Segundos
ESCUCHAR EL AUDIO
Cecilia González Michalak

Murakami es uno de los autores japoneses más conocidos en el mundo. Sus obras han sido traducidas a más de 50 idiomas, y ha ganado diversos premios literarios como el Franz Kafka de 2006 y el Hans Christian Andersen de Literatura de 2016. Su estilo se caracteriza por abordar sus relatos con especial surrealismo, diluyendo la fina línea divisoria del mundo real del onírico, haciendo que sus personajes duden de su propia cordura.

Algo que también define a su obra es el romanticismo con el que diseña las situaciones de sus personajes. Y no me refiero a que son “románticos” en el sentido vago con el que se cataloga a una película de los 90 de Julia Roberts, sino al término artístico acuñado en el siglo XIX priorizando los sentimientos. Sus personajes son seres imperfectos, que se sienten inacabados, que depuran nostalgia en una soledad que pocas veces olvidan.

Y por último, la música es importante para este autor. Desde su libro Norwegian Wood (Tokio Blues) –canción de The Beatles–, muchas novelas tienen títulos referentes a canciones como son Dance, Dance, Dance –canción de The Dells–, y South of the Border, West of the Sun –título de Nat King Cole. Además, todos sus personajes son melómanos por excelencia, siempre deben acompañar su soledad en el silencio de la música.

Donde la afición musical de Murakami se ve más representada es en Música, sólo música, un libro que plasma la conversación que el escritor japonés ha mantenido, desde 2009, con su amigo Seiji Ozawa, antiguo director de la Boston Symphony Orchestra. En esta conversación ponían discos y comentaban lo que escuchaban: la opinión acerca de la versión escuchada, lo que significaba para ellos, y anécdotas alrededor de músicos con Beethoven, Mahler y Brahms, entre otros.

Quien lea este libro se dará cuenta que la magia existe: es como ser un pequeño ratón y adentrarse a la sala donde se encuentran estos dos sujetos que hablan de música, convirtiéndose así en testigo de unos diálogos que contagian el enamoramiento a la música. Después de estar presente indirectamente a través de las páginas de este tomo, uno descubre con nuevos oídos el placer de escuchar piezas a las que tal vez no les habíamos dado tanta importancia, o que tomábamos por sentadas.

Además, y gracias a las nuevas tecnologías, uno puede ambientar sus alrededores con la misma mística de estas conversaciones escuchando a la par las piezas comentadas por el autor y el director de orquesta. La editorial de Murakami creó una lista de reproducción con toda la música que es mencionada dentro de estos diálogos:

Este libro busca unir melómanos en el proceso de escuchar música y disfrutarla. No se debe tener una educación formal en un conservatorio, ni saber solfeo, ni conocer las biografías de los compositores que marcaron la historia de la música, sino estar presente y sentirla con todo el corazón.

A %d blogueros les gusta esto: