Sobre nosotros

Plataforma dedicada a la difusión de columnas de opinión de expertos en diversos temas, desde la situación económica, política y social del país hasta tecnología, el ámbito empresarial y todo lo que sea de interés general.

Nuestras publicaciones son realizadas por distintos colaboradores y cada uno de los artículos refleja exclusivamente las opiniones de sus autores.

23 de septiembre de 2021
...cuando sobre actúa en las mañaneras en las que omite o desvía respuestas a su conveniencia, inventa datos de los que la gente ignora su veracidad o porque no le conviene informar o miente sobre estos porque no le da la gana que la gente o su querido pueblo no pueda obtener la verdad...
Vistas: 2429
Tiempo de lectura:3 Minutos, 12 Segundos
ESCUCHAR EL AUDIO
Juan Araque Contreras

Por lo general, las personas importantes como funcionarios públicos, empresarios y quienes se jacten de ser puntuales, buscan cumplir con todos sus compromisos, para no olvidar algún detalle o tema de  su vida diaria y futura, anotan esos datos ya sea manual o digitalmente y así estar a punto en la hora y días señalados lo mismo sea de negocios que familiares

De alguna manera, una agenda se ha vuelto indispensable, una persona que sólo confía en su memoria puede dejar pasar compromisos y obligaciones de gran importancia por cumplir, a menos que sea un superdotado de gran memoria, pero si esto lo trasladamos a un Estado, no otorgarle importancia a los eventos y acudir con ocurrencias para cumplir sus obligaciones sin importar la naturaleza de las mismas, es algo muy serio.

Recientemente, leí en un mensaje en celular cuyo autor era el conductor Javier Alatorre, sobre la agenda del ciudadano Andrés Manuel López Obrador cuando sobre actúa en las mañaneras en las que omite o desvía respuestas a su conveniencia, inventa datos de los que la gente ignora su veracidad o porque no le conviene informar o miente sobre estos porque no le da la gana que la gente o su querido pueblo no pueda obtener la verdad, en otras palabras, no tiene agenda y habla de lo que se le ocurre con tal de obtener la atención de la audiencia que sigue acudiendo a estos eventos porque los mandan, dando información que sencillamente no es cierta porque el tiene otros datos que es su frase favorita y, así no habla de números reales de carácter económico, político, social, de salud, seguridad, etc. Dado lo anterior, confunde y engaña al pueblo que estúpidamente le cree (YO NO) que quede claro.

Es de dar pena que un gobernante, no pueda ser honesto a pesar de que presume lo contrario cuando afirma que somos regidos en los términos de la democracia aunque, para algunos, existe una crisis de ésta o ha sido vencida por el populismo que esta persona pregona también de manera profusa, falaz y que ha derivado en una dictadura si no terminante en el ejercicio del poder.

Aunque se podría decir que él, pone la agenda de las agendas del poder legislativo, sobre todo la de la cámara de diputados y en parte a la de senadores, la del poder ejecutivo (faltaba más) y casi toda la que corresponde al poder judicial, a pesar de los embates del ciudadano presidente por controlar también esta área de la división de poderes, misma que se ha defendido hasta el momento.

Por otro lado, a últimas fechas ya saben quién, ha procurado otorgarle juego (PRESENCIA) a los miembros de su gabinete para dizque informar de lo que acontece o de lo que a él se le ocurre, otra vez, sin agenda para cubrir y aquí cabe una pregunta ¿así lo llevan a cabo Maduro, Daniel Ortega, etc.? o ¿somos afortunados en tener un presidente ocurrente y sin agenda?

Finalmente, una más de tantas es la relativa al ¿OLVIDO? de los medicamentos para el cáncer que desde hace tiempo venían reclamando los padres y madres de los menores enfermos, reclamos que han provocado manifestaciones que ocasionan problemas a terceros, como cortes de tránsito en carreteras o en terminales aéreas como es el caso de lo que sucedió en el aeropuerto de  la Ciudad de México, situaciones que tienen que sufrir ciudadanos que nada tienen que ver con el problema y que caen en daño colateral, que dicho sea de paso, se traducen en pérdidas económicas y daño al patrimonio de las personas y porque no decirlo, al patrimonio del gobierno pero en fin, así son los popuIistas o cuando menos el ciudadano AMLO.

Hasta el próximo Comentario D.M. aunque me encuentre de vacaciones.

A %d blogueros les gusta esto: