Sobre nosotros

Plataforma dedicada a la difusión de columnas de opinión de expertos en diversos temas, desde la situación económica, política y social del país hasta tecnología, el ámbito empresarial y todo lo que sea de interés general.

Nuestras publicaciones son realizadas por distintos colaboradores y cada uno de los artículos refleja exclusivamente las opiniones de sus autores.

23 de septiembre de 2021
A pesar de tener un curriculum tan variopinto ya que ha aparecido en más de 372 películas, varios capítulos de series y bastantes videojuegos, su nombre proviene de su segunda aparición, La Carga de los Jinetes Indios de 1953...
Vistas: 536
Tiempo de lectura:2 Minutos, 18 Segundos
ESCUCHAR EL AUDIO
Cecilia González Michalak

Tiene 70 años. Su larga lista de películas empezó en 1951 con un western llamado Tambores lejanos mientras un hombre era devorado por un caimán. Ha aparecido en films taquilleros como Indiana Jones y los Cazadores del Arca Perdida, Poltergeist, El Quinto Elemento, Star Wars I – La Amenaza Fantasma, El Planeta de los Simios, El Señor de los Anillos – Las Dos Torres, Troya, Hellboy, King Kong, La Guerra de los Mundos, Sin City, La Niebla, Django, Batman vs. Superman, entre otras. También ha aparecido en películas animadas como Aladdín, La Bella y la Bestia, Hércules, Frozen 2, Bob Esponja y varias más, porque cuando se trata de trabajo, sabe hacerlo con profesionalidad.

A pesar de tener un curriculum tan variopinto ya que ha aparecido en más de 372 películas, varios capítulos de series y bastantes videojuegos, su nombre proviene de su segunda aparición, La Carga de los Jinetes Indios de 1953. Aquí, un personaje llamado Soldado Wilhelm necesitaba mostrar su dolor después de ser alcanzado por una flecha en la pierna. Después, tuvo un hiato de 23 años, hasta que un especialista de sonido, llamado Ben Burtt, exploraba los archivos de la Warner en busca de ruidos que incorporar a una nueva película. A partir de este proyecto llamado Star Wars: Una nueva esperanza, Wilhelm se convirtió en uno de los sonidos cliché del mundo cinematográfico más usado.

Los efectos de sonido son una parte importante de las películas y las series de televisión porque ayudan a texturizar el ambiente sonoro, dándole profundidad y creando una atmósfera prácticamente real. Al principio, y antes de que evolucionaran las técnicas de edición, los efectos de sonido eran grabados previamente en un disco de acetato y se reproducían al momento de la escena. El trabajo de los sonidistas era muy pesado durante la preproducción para imaginar algo aún no filmado, adivinando qué cosas podrían suceder en el set, y obviamente, durante la producción, tenían que estar al pendiente para reproducir en el segundo indicado las pregrabaciones.

Los pioneros de los efectos de sonido, conocidos como artistas de Foley, a veces ejecutaban los sonidos durante las proyecciones, en tiempo real, recordando a los pianistas que musicalizaban las películas silentes a  finales del siglo XIX y principios del XX. A lo largo de los años se han archivado numerosos efectos de sonido, siendo los más famosos el Grito Wilhelm, el canto del águila de cola roja, el sonido de teléfono universal y el trueno de castillo. Aunque últimamente muchos sonidos se hacen de forma digital, lo análogo de esos sonidos da nostalgia y recuerda el largo camino de esta industria.

Si quieren escuchar 12 minutos de apariciones del grito Wilhelm pueden ver este video:

A %d blogueros les gusta esto: