Sobre nosotros

Plataforma dedicada a la difusión de columnas de opinión de expertos en diversos temas, desde la situación económica, política y social del país hasta tecnología, el ámbito empresarial y todo lo que sea de interés general.

Nuestras publicaciones son realizadas por distintos colaboradores y cada uno de los artículos refleja exclusivamente las opiniones de sus autores.

23 de septiembre de 2021

Cómo Pensar tu Voto y No Morir de Ansiedad en el Intento

...ya que conociste a tus candidatos viene la parte complicada: conocer sus propuestas y sus ideas para decidir por quién quieres votar. Empieza por seguirlos en redes sociales...
Vistas: 489
Tiempo de lectura:4 Minutos, 54 Segundos
ESCUCHAR EL AUDIO
Jaime Tbeili Benpalti

El primer paso es saber para qué puestos puedes votar. Todos los mexicanos podemos votar para diputados federales. En algunos Estados también se puede votar para gobernadores, diputados locales y/o alcaldes. En este mapa puedes ver que cargos tienen elección en cada Estado: https://portal.ine.mx/voto-y-elecciones/calendario-electoral/

Una vez que sabes por qué cargos vas a votar, tienes que saber quiénes son las candidatas y candidatos postulados. Todos los candidatos para diputados federales los puedes encontrar en esta página: https://candidaturas.ine.mx/. Solo tienes que poner tu Estado y la sección en la que vives (sale en tu credencial para votar casi hasta abajo a la derecha). Además, lo bueno de esa página es que puedes entrar a ver algo de información acerca de los candidatos.

Los postulados como candidatos a gobernador, diputados locales y alcaldes los puedes ver en las páginas de los institutos electorales locales, algo así como el INE de cada Estado. Aquí puedes encontrar los links para todos los institutos electorales locales https://www.te.gob.mx/front3/listElectoralInstitution/index/2 (menos el de Aguascalientes, por alguna razón no sale).

Bueno, ya que conociste a tus candidatos viene la parte complicada: conocer sus propuestas y sus ideas para decidir por quién quieres votar. Empieza por seguirlos en redes sociales. La mayoría tienen cuentas fáciles de encontrar en Twitter, Instagram o Facebook. Seguramente van a estar subiendo fotos y videos de ellos mismos, la mayoría sin mucho contenido, pero puedes empezar a darte una idea de los temas que defienden y que les preocupan.

Busca entrevistas y videos de tus candidatos donde aparezcan hablando y proponiendo. Trata de elegir a alguien que te inspire algo de confianza y que tenga buenas ideas, pero recuerda que ningún candidato va a cumplir todo lo que te prometa. Una muy buena oportunidad es ver los debates entre varios candidatos. Ahí muestran muchas de sus ideas principales. La mayoría de los debates se quedan guardados en YouTube. Búscalos y aunque sea ve las participaciones de los candidatos que más te convenzan.

También vale la pena buscar el nombre de tu candidato seguido de la palabra “escandalo”, “denuncia” o “acusado” para ver en que está o ha estado metido.

Ya que conoces sus propuestas y más o menos sabes quienes son, llega la hora de elegir. Piensa en que temas son importantes para ti. Si te preocupa mucho el tema de educación piensa en que candidatos tuvieron las mejores propuestas en materia de educación. Si no te sientes cómodo votando por un candidato que tenga ciertas ideas, los puedes descartar. Piensa que tu candidato puede estar en el puesto durante 3 años (6 en el caso de gobernador). ¿Qué objetivos quieres que persiga tu gobierno durante los próximos 3 años? ¿Y qué candidato comparte esos objetivos?

Si después de eso estás entre dos o tres candidatos, pregúntate quien te representa más. La Cámara de Diputados pretende ser la que represente al pueblo. Si las propuestas de más de un candidato ya te convencieron, toca decidir con cuál de ellos te sientes más identificado. Tal vez sea porque algún candidato tiene valores similares a los tuyos, se parece a ti en edad, género o clase social o simplemente te cae bien. Sí, es cierto que no se debe de votar por alguien solamente porque te caiga bien, pero si ya analizaste sus propuestas e ideas y llegaste a este punto, no pasa nada que tu decisión final tenga que ver con quien te hace sentir más cómodo.

¡Listo! Ya sabes por quien votar. Ahora solo toca ir el 6 de junio a tu casilla, que puedes encontrar aquí https://ubicatucasilla.ine.mx/, y votar. Les dejo algunos consejos adicionales antes de cerrar:

Ningún candidato, no importa que tan bueno sea, es la solución absoluta para “salvar” a México. Hay algunos mejores que otros, y tu voto puede marcar la diferencia, pero no existe tal cosa como un candidato o partido místico y perfecto que nos va a venir a salvar de la pobreza y la desigualdad. Eso solo se logra con políticas públicas correctas, esfuerzo, cooperación y tiempo. Que no te mientan diciéndote que un candidato o partido es la única solución.

Chequen que pueden hacer sus candidatos cuando ganen. Es muy común que te traten de prometer cosas que sus puestos no pueden cumplir. Por ejemplo, si un alcalde te promete reducir el IVA recuerda que el IVA no es un impuesto controlado por los alcaldes.

No votes guiándote en las encuestas. Las casas encuestadoras son empresas y, cómo todas las empresas, venden sus servicios. Algunas de ellas hacen encuestas a modo para los partidos y muchas veces sus metodologías son muy difíciles de justificar, si es que las publican. Las encuestas son una herramienta importante para entender la elección, pero no son la elección. Además, como vimos en Estados Unidos el año pasado, incluso las encuestas más fieles y bien hechas se pueden equivocar.

Informarse no toma tanto tiempo como parece y vale totalmente la pena. Si pasas siete horas a la semana stalkeando a tu crush, puedes dedicarle una a stalkear a tus candidatos para saber quiénes te van a gobernar. Hace toda la diferencia para construir una democracia que funcione.

Recuerda que no necesitamos al gobierno para todo. Los partidos están muy golpeados y han perdido prestigio, pero lo que no puedan hacer ellos, lo podemos tratar de hacer nosotros. Y si sientes que nadie te representa o que no hay buenas opciones, la próxima vez considera postularte tú.

Finalmente, sean respetuosos con todos. No todos saben por quién votar y todas las opiniones son válidas y respetables. Debatan mucho, pero háganlo sin ridiculizar, humillar o denigrar. La democracia necesita de gente que piense diferente. Que estas elecciones sean un espacio para todos y para todas.

A %d blogueros les gusta esto: