13 de julio de 2024 12:32 pm
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
OPINIÓN

A 50 años del golpe de Estado en Chile

"Chile cuenta con una particular relación con la democracia, debido a que ha sido un referente de la situación en la región, pero también se ha encargado de exigir cambios de acuerdo a la realidad del pueblo."

Se acaban de cumplir 50 años del golpe militar contra el gobierno de Salvador Allende, el presidente socialista que llegó por el camino de la democracia, mismo que fue relevante en medio de una situación política muy complicada en América Latina

Y con motivo del 50° aniversario de este acontecimiento histórico es de suma importancia reconocer y analizar el impacto que tuvo en su momento y fuera de los límites territoriales, mismos  que siguen siendo tema de conversación en la actualidad debido a las consecuencias que todavía se encuentran vigentes.

Salvador Allende fue un médico y político del Partido Socialista de Chile quien gobernó al país del 3 de noviembre de 1970 hasta su muerte el 11 de septiembre de 1973, durante su formación académica formó parte de la fundación del Partido Socialista de Chile; tras haber tenido algunos cargos locales, su carrera política comenzó a desarrollarse tras su elección como diputado en Valparaíso y después como senador. 

Sin embargo tuvo que participar hasta en cuatro elecciones -1952, 1956, 1964 y 1970- para la presidencia del país, siendo ganador en la última. A pesar de no hacerse con el cargo presidencial en cada intento esto no lo hizo rendirse, debido a que en cada elección su popularidad iba aumentando y con ello sus ideales también. Su victoria en las urnas fue histórica, debido al triunfo de un candidato socialista en Occidente.

Su gobierno se caracterizó por la instauración del socialismo por la vía democrática, la redistribución del ingreso económico, la aprobación de la Ley de Reforma Agraria y el inicio de las primeras relaciones bilaterales con otros países como China, Vietnam, Alemania Oriental entre otros, además de que se restablecieron las relaciones con Cuba. Es evidente que su gobierno llegó para cambiar en muchos aspectos el dinamismo político que ya se encontraba establecido, provocando así demasiada tensión con la oposición y también simpatía y admiración para los testigos propios y ajenos; y esto último terminaría por definir este momento de la historia.

Y fue así como un 11 de septiembre de 1973, tras casi tres años de gobierno, un golpe de Estado encabezado por Augusto Pinochet, atentó contra el gobierno en turno con el fin de derrocar a Allende en su poder. Las fuerzas armadas nacionales irrumpieron con violencia contra el Palacio de la Moneda (sede del gobierno chileno) y reprendieron contra los partidarios de Allende provocando la muerte de incontables personas y los demás quedaron detenidos.

A pesar de que las amenazas comenzaron desde semanas antes Allende quiso dialogar con la oposición hasta el último momento, incluso negó las ofertas para escapar del país. La sede gubernamental tuvo que soportar la artillería pesada, desde la munición de los tanques hasta explosivos. Este ataque en su momento fue considerado como la acción militar más emblemática, debido a las contundentes acciones del ejército contra su propio gobierno. Tras el fallecimiento del presidente después del atentado sus ideales siguen vigentes en la actualidad, sobreviviendo décadas con sus respectivos problemas gracias a su popularidad con las personas, mismas que siguieron con la lealtad política.

Chile cuenta con una particular relación con la democracia, debido a que ha sido un referente de la situación en la región, pero también se ha encargado de exigir cambios de acuerdo a la realidad del pueblo. Tras haber analizado la situación podemos entender la razón de la importancia de Allende como un ícono de su ideología pero también de la democracia misma.

Provocando una mayor admiración por parte de la comunidad internacional, además de que la gravedad de los enfrentamientos en el país sudamericano quedaron documentados y expuestos en los principales medios de comunicación, comunicando así la gravedad de lo que pasó. Y es por eso que este acontecimiento tuvo grandes repercusiones porque generó una disputa ideológica en medio de la Guerra Fría, provocando que así se valore más la democracia. 

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Telegram
WhatsApp
Email

Más Columnas de opinión

Noticias de interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El Comentario del Día TV

Noticias nacionales e Internacionales