Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

Liga de Expansión cierra otro año de proyección gris

La Liga de Expansión ha completado su cuarto año de existencia

La Liga de Expansión ha completado su cuarto año de existencia, con ocho torneos realizados desde su creación en México en el verano de 2020 como un nuevo formato que reemplazó a la Liga de Ascenso. Sin embargo, sigue sin tener la autorización para que el campeón ascienda a la Liga MX y no logra satisfacer a sus participantes como una plataforma destacada.

«Creo que debido a la falta de oportunidades, los jugadores de la Liga de Expansión están optando por emigrar. Quizás no tanto por la exposición mediática, sino más bien en busca de oportunidades para crecer y desarrollarse, al ver que aquí hay limitaciones. Lo veo más de esa manera que como una plataforma de exhibición», comenta Edson Rivera, delantero de Leones Negros de la Universidad de Guadalajara (UDG), a El Economista.

UDG disputó recientemente la final de la Liga de Expansión contra Atlante, lo que ejemplifica que la vida en este circuito sigue sin ofrecer un panorama alentador. Aunque los Potros de Hierro ganaron el Clausura 2024 y acumulan tres títulos en este circuito, no han obtenido una oportunidad sólida para regresar a la Liga MX, lo que lleva a sus figuras a buscar alternativas.

El análisis de Rivera destaca cómo algunos jugadores de la Liga de Expansión han optado por trasladarse a otros países para dar un nuevo rumbo a sus carreras, incluso si eso implica jugar en divisiones inferiores.

La exposición que ofrece este circuito, el segundo en jerarquía masculina después de la Liga MX, es limitada. Los partidos tienen una asistencia promedio de menos de 3,000 espectadores desde su inicio, y en 2023 tuvo menos de 4 millones de espectadores televisivos, en comparación con los más de 36 millones de la primera división.

Por esta razón, varios jugadores de la Liga de Expansión decidieron aventurarse por su cuenta a clubes europeos a principios de 2024. No llegaron a las grandes ligas como la Premier League o LaLiga, sino a destinos como Escocia, Kosovo, Finlandia y la segunda división de Grecia, incluso renunciando a los salarios que tenían en México.

«Ya tenía un acuerdo con un equipo de la Liga MX, pero surgió la oportunidad en Escocia, aunque no había una oferta concreta. Les pedí un día para resolver mi situación. Vieron videos míos allá y mi representante les explicó la situación, así que enviaron la oferta. Hablé con el club en México, me respaldaron y aquí estoy. Vine sacrificando ingresos», menciona Juan Antonio Portales, exdefensa del Atlante, en una entrevista a principios de este año.

Portales, quien ganó uno de los tres títulos de la Liga de Expansión con Atlante, luego, junto con su agencia de representación (Ariel Sports), decidió aceptar una oferta del Dundee United en la primera división de Escocia, donde actualmente juega como titular.

«Me gustaría, en seis meses, dar un salto en mi carrera, competir en otra liga, con un equipo que tenga aspiraciones de Champions League, Conference League, seguir siendo un ejemplo para que más mexicanos se animen a dar ese paso a Europa», menciona Portales a Récord en febrero.

Según informes de medios como Goal y Mediotiempo, los salarios mensuales de los jugadores de la Liga de Expansión varían considerablemente, desde los 25,000 pesos hasta los 400,000. Aun así, estas cifras siguen siendo bajas en comparación con los salarios en la Liga MX, que van desde los 800,000 hasta los 3 millones de pesos.

La Liga de Expansión anunció a principios de este año que ha exportado a 13 jugadores a Europa desde su inicio, incluyendo ligas en Italia, España y Portugal, además de las mencionadas anteriormente. De ellos, el único que logró consolidarse en la primera división de México fue el defensa Alan Montes, actualmente titular con Necaxa. Los demás, como Gael Acosta, Eduardo Pérez o Daniel Zamora, incluso el mismo Juan Portales, buscan una plataforma diferente para impulsar sus carreras, aunque tengan que sacrificar aspectos económicos y, por supuesto, permanecer fuera de México.

Por otro lado, también hay casos de futbolistas que lograron dar el salto a la Liga MX en estos cuatro años de existencia de la Liga de Expansión. Los más destacados son Guillermo Martínez (ex Celaya y ahora en Pumas), Ricardo Marín (ex Celaya y ahora en Chivas) y Juan Pablo Domínguez (ex Atlante y ahora en Toluca), además de algunos jugadores de cantera como Luis Olivas y José Caicedo, quienes pasaron por Tapatío y Pumas Tabasco antes de llegar a Chivas y Pumas, respectivamente.

El panorama es similar para los entrenadores. A pesar de los éxitos en la Liga de Expansión, muchos no están satisfechos con la plataforma que ofrece. Mario García, por ejemplo, llegó a cuatro finales y ganó dos títulos con Atlante, pero nunca recibió una oportunidad en la Liga MX, por lo que optó por dirigir al Cartaginés de Costa Rica, que sí compite en primera división.

«En la Liga MX vemos a algunos entrenadores extranjeros, generalmente más jóvenes, que han tenido éxito en Sudamérica, o incluso menos que eso, pero tienen cierta ideología y son llevados a México. Quizás falta un análisis más profundo de su metodología, idea de juego, si encajan con la historia y el proyecto del club y con la afición», explica García sobre su decisión de dejar México a pesar de sus logros en la Liga de Expansión.

Ser bicampeón de la Liga de Expansión no fue suficiente para que García fuera contratado en la Liga MX, un circuito que, paradójicamente, en el torneo Clausura 2024 vio por primera vez a ocho entrenadores extranjeros en la Liguilla.

«Falta dar más oportunidades a los mexicanos, tener un poco más de paciencia en los procesos y proyectos (…) Sería útil que los directivos se dieran cuenta de la capacidad de los técnicos mexicanos y tuvieran más paciencia. Creo que a los mexicanos no se les tiene tanta paciencia, pero debemos invitar a otros y hacer un esfuerzo adicional para demostrar que sí podemos, que somos mexicanos y estamos aquí para competir», enfatiza

Con información de El Economista | Nota original

Lo más reciente

Trabajo en equipo

…hace 12 años, empezaron a haber cambios sociales que confrontaron a estos dos actores. Empezó una tendencia generalizada en la que las madres le delegaban toda la educación de sus hijos a los maestros, exigiéndoles resultados imposibles y además fuera de su área laboral…

Leer más »

Máximo y mínimo

A la pregunta por los principales obstáculos para invertir directamente en México un 24% tiene que ver con el crimen, un 23% con falta de Estado de Derecho, y un 18% con corrupción. Estos tres obstáculos, que se vuelven relevantes cuando hay gobiernos fallidos…

Leer más »

La educación, más allá de las elecciones

Debemos promover una mayor articulación entre la educación superior y la investigación, con un enfoque más orientado a resolver los problemas locales y regionales, y contribuir al desarrollo del país, generando un impacto social más profundo…

Leer más »

Más noticias