Sobre nosotros

Plataforma dedicada a la difusión de columnas de opinión de expertos en diversos temas, desde la situación económica, política y social del país hasta tecnología, el ámbito empresarial y todo lo que sea de interés general.

Nuestras publicaciones son realizadas por distintos colaboradores y cada uno de los artículos refleja exclusivamente las opiniones de sus autores.

17 de octubre de 2021
...hay varios temas que se han tratado en la reunión entre Biden y Putin. Uno de ellos tiene que ver con el control de las armas nucleares. Solos EUA y Rusia poseen alrededor del 90% de éstas, por lo que sus decisiones determinarán una parte masiva del riesgo de su uso...
Vistas: 707
Tiempo de lectura:3 Minutos, 3 Segundos
ESCUCHAR EL AUDIO
Niels Rosas Valdez

La importancia, atención y movimiento que generó la cumbre entre los presidentes Joe Biden y Vladimir Putin, líderes de dos de los tres países hegemónicos de la actualidad, nos brinda recuerdos de la Guerra Fría (GF). En junio de 1961, el presidente John Fitzgerald Kennedy y el secretario general del Partido Comunista de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, Nikita Kruschev, se reunieron por vez primera en Viena, Austria. El motivo del encuentro era dialogar con el ánimo de mejorar la relación entre Washington y Moscú tras lo conflictivo que fueron las administraciones anteriores de Dwight Eisenhower y Josef Stalin.

Cuatro décadas y unos días después de ese encuentro, la reunión que ha traído los reflectores del globo ha sido la de Biden y Putin. Ciertamente la relación ruso-estadounidense necesita mejorar, pero es difícil que se presenten amplios adelantos cuando la GF es un antecedente de peso en la historia y el imaginario colectivo de las sociedades involucradas. Pero también lo es cuando de los 30 años que lleva Rusia como país independiente tras la caída de la Unión Soviética, alrededor de 20 se han caracterizado por una deteriorización de la relación con Estados Unidos de América (EUA).

Pero independientemente de eso, hay varios temas que se han tratado en la reunión entre Biden y Putin. Uno de ellos tiene que ver con el control de las armas nucleares. Solos EUA y Rusia poseen alrededor del 90% de éstas, por lo que sus decisiones determinarán una parte masiva del riesgo de su uso. Por otra parte, y en esto se puede apreciar un gesto de buena voluntad por ambos líderes, se decidió regresar a los embajadores a la capital del otro país, que habían sido expulsados hace unos meses a raíz de unas tensiones provocadas por un intercambio de calificaciones entre los presidentes.

Pero de los temas más sensibles, como derechos humanos (DDHH), el diálogo se redujo hasta ser algo prácticamente inexistente. DDHH es un concepto que va apegado a la democracia e ideas que EUA busca que proliferen en el globo, pero Putin y Rusia se han mostrado reacios a aceptarlos. En esta puesta en escena se coloca Aleksei Navanli, una figura política de oposición al régimen, quien ha sido hostigado, encarcelado y presuntamente envenenado por el gobierno ruso, y de quién Putin cerró el diálogo y sentenció que simplemente había violado la ley rusa y que por ende se actuó de esa manera contra él.

Y finalmente, ¿quién salió fortalecido de la cumbre? Es indudable que Biden fue quien llegó en mejor posición a Ginebra, es decir, días antes había participado en la reunión del G7 con las principales potencias de Occidente, y logró restaurar la alianza con todas ellas, creando una imagen de unidad y liderazgo de EUA. Ahora, de acuerdo con los comentarios de ambos presidentes, se puede inferir que las conversaciones levantaron las relaciones ruso-estadounidenses de un nivel muy bajo a uno mejor, pero no han sido suficientes para reestablecerlas y tampoco para influir o forzar a una de las partes a cambiar de comportamiento o realizar algunas acciones.

Por ende, si hemos de encontrar un ganador, ese es Putin, pues los esquemas doméstico e internacional mantendrían un statu quo que es el que favorece a Rusia, ya que no le obliga hacer cambios que no planee aceptar y mantiene su imagen de indoblegable ante la injerencia estadounidense. Además, Rusia se ha comprometido con continuar cooperando en una variedad de situaciones en el globo, lo que no le causa mayor problema y remueve áreas de oportunidad para ser sancionado económicamente por EUA. Nuevamente Putin hizo lo que quiso.

A %d blogueros les gusta esto: