27 de febrero de 2024 4:10 am
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
OPINIÓN

Coyuntura económica y algo más

Las decisiones de hoy serán los cimientos del mañana, destruir esos cimientos implica un futuro incierto…

Macraf
Conoce más sobre el autor

Eduardo López Chávez

En el marco de los 20 años de la Fundación Internacional para la Libertad, se llevó a cabo un foro en el cual participaron dos expresidentes de México, Ernesto Zedillo quien gobernó de 1994 al año 2000 y Felipe Calderón, que ostentó la titularidad del Poder Ejecutivo en el periodo entre 2006 y 2012, ambos, reconocidos a nivel internacional, el primero, por la forma en la que guió al país a través de la más grande crisis financiera de su historia moderna y el segundo, por el combate frontal de su gobierno en contra del crimen organizado, que dicho sea de paso, dejó una gran cantidad de muertos que a mi parecer, fue resultado de no dimensionar correctamente la forma en la que se debía proceder, por supuesto que era algo complicado de hacer dado que, nunca antes se había implementado una estrategia similar.

En este contexto, ambos expresidentes comentaron cuestiones interesantes sobre el entorno actual que se vive en México y Latinoamérica, dejando entrever la gran problemática que implica la proliferación de los gobiernos populistas en la región, algo que en este espacio ya hemos analizado dada la tendencia a confundir el populismo con las izquierdas.

Al respecto el expresidente Ernesto Zedillo dijo:

“Lo que nos está lacerando y constituye la mayor amenaza para nuestros países es la regresión democrática que estamos viendo: muchos gobiernos en donde los liderazgos han surgido como en los populismos clásicos prometiendo que el maná caerá del cielo, fórmulas mágicas para resolver nuestros problemas y culpar siempre a los otros (…) y nunca se reconocen la responsabilidad propia para resolver los problemas: esa es la historia del populismo…”

“Su primera tarea es empezar a erosionar, a destruir la democracia que con tanto trabajo se venía construyendo en América Latina. Cómo se hace: primero buscan formas de acallar a los críticos, intimidarlos, arrinconarlos, censurarlos de muchas maneras; debilitando los otros poderes del estado que fueron creados, ciertamente, para dar equilibrio…”

Mientras que el expresidente Felipe Calderón se enfocó más a lo que sucede en nuestro país:

“Ahora, por eso digo que el mes próximo puede caer la democracia. (López Obrador) tiene una reforma con la que pretende desaparecer el INE, a la autoridad que creamos con el presidente Zedillo, y poner en su lugar autoridades que pretenden ser electas popularmente, es decir, las huestes del partido del presidente decidiendo la suerte de las elecciones…”

“el actual gobierno tolera la violencia, ya que las Fuerzas Armadas tienen órdenes de no perseguir a los delincuentes y no responder a las agresiones, lo que ha provocado la captura del Estado por parte del crimen organizado…”

Como puede observar mi estimado lector, ambos hacen referencia a un serio problema que es, la destrucción de instituciones, situación que, en términos económicos, impacta en la captación de inversión que es, una condición necesaria para la actividad económica de cualquier país.

Así mismo, el expresidente José María Aznar expresó en el mismo foro que: “…el mundo iberoamericano ha tenido unos retrocesos enormes desde el punto de vista de lo que significa la existencia de las clases medias, y la resistencia de la emergencia de pobreza…”, en buen cristiano, la situación por la cual estamos pasando es muy compleja y se han dejado de lado los grandes problemas sociales, cuestión que en poco tiempo cobrará factura, la destrucción de instituciones, la pérdida de crecimiento económico y la falta de un verdadero estado de derecho, terminarán por destruir lo poco o mucho que había conseguido en el combate a la desigualdad.

Hoy, la ideología tanto política como económica, deben tener un mismo fin, deben converger a un mismo lugar, las personas, a fin de cuentas, la política busca el bien común y la economía, la satisfacción de las necesidades para una mayor calidad de vida.

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Telegram
WhatsApp
Email

Más Columnas de opinión

Jorge Olano Lañado

La pérdida del teatro de México

La gente “educada” del medio artístico nos echará la culpa a nosotros, los mortales chilangos, de no estar interesados en la oferta teatral por nuestra falta de cultura artística. Sin embargo, así como en la vida, en el teatro no puede pasar distinto: el cliente siempre tiene la razón…

Leer más »
Arturo Damm Arnal

Más sobre inflación

En términos anuales el precio de la canasta básica alimentaria, en zonas rurales, aumentó 9.4% y en zonas urbanas 8.6%…

Leer más »
Niels Rosas Valdez

30 años de Eslovaquia

Cuando un actor estatal busca la internacionalización, un evento de esta naturaleza puede ser un importante punto de partida para subsecuentes interacciones que alimenten la relación entre dos sociedades…

Leer más »

Noticias de interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *