#Columnistas ✍️ 👤 | Conoce a #JaimeTbeili Benpalti - @Jaime_Tbeili -
https://comentariodeldia.com/colaboradores/jaime-tbeili-benpalti/

El #ComentarioDelDía de @Jaime_Tbeili ✍🏻 | En el largo plazo todos estamos muertos - "Sea cierto o no, en ocasiones el largo plazo deja de ser algo abstracto y se acerca cada vez más a la realidad. Por ejemplo, le fue muy fácil a López Obrador..." https://comentariodeldia.com/2022/08/18/en-el-largo-plazo-todos-estamos-muertos/

A las 20:30 horas, @Jaime_Tbeili y @JoaquinRincon18 los esperan en El Trago Económico EN VIVO

#ComentarioDelDíaTV #ElTragoEconómico

https://flow.page/tragoeconomico

Más tuits

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Telegram
Email

Política exterior mexicana en Latinoamérica

Desde las tierras andinas hasta las costas brasileñas, desde las islas caribeñas pasando por las montañas cafetaleras colombianas y hasta la Patagonia, han ocurrido varios sucesos. Protestas masivas en Colombia y Cuba, elecciones presidenciales en Perú...
Vistas: 4126
Tiempo de lectura:2 Minutos, 40 Segundos
ESCUCHAR EL AUDIO
Niels Rosas Valdez

Recientemente en América Latina se han suscitado un puñado de eventos de variada naturaleza que han provocado cambios significativos en el escenario regional. ¿Cuál ha sido la postura de México y cuál es el resultado? ¿Qué actores se encuentran involucrados?

Desde las tierras andinas hasta las costas brasileñas, desde las islas caribeñas pasando por las montañas cafetaleras colombianas y hasta la Patagonia, han ocurrido varios sucesos. Protestas masivas en Colombia y Cuba, elecciones presidenciales en Perú, detenciones de fuerzas opositoras al gobierno en Nicaragua y hasta un magnicidio en Haití, son de los acontecimientos que han sucedido en los pasados meses en Latinoamérica.

Como se puede apreciar, algunos han sido pacíficos y otros muy turbulentos, pero en todos, México se ha involucrado en menor o mayor medida, obteniendo un resultado común: mejorar su posicionamiento regional. Esto contrasta mucho con las declaraciones severas que el presidente mexicano mencionó en su momento, señalando que la mejor política exterior es la interior.

No sólo es una aberración, sino que hoy en día es meramente inviable no tener un contacto con los diversos países de los cinco continentes dado el nivel de globalización en el que nos encontramos en el mundo. Sostener contacto con otros estados implica, de facto, ejercer una política exterior, sea al menos de diplomacia.

Pero es muy usual que la política exterior de un país con las condiciones del nuestro no se limite a la diplomacia e incorpore una serie de elementos, como tratados de comercio, seguridad, cooperación internacional en una variedad de temas, etc. De esta manera, lo que se obtiene es fortalecer los vínculos bilaterales con tal o cual país y gestar una alianza, como lo ha hecho México con la mayoría de los países de América Latina.

El que se ha dedicado a realizar esta operación no es el mandatario López Obrador, quien se ha enfocado en atender su partido, en solidificarlo a toda costa y en mantener su base y clientelismo político. Es Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, quien en cambio ha fungido como un agente activo y el rostro de México en el escenario internacional, lo que, por cierto, le puede favorecer para sus aspiraciones presidenciales.

En su generalidad, la postura de México en los eventos acontecidos recientemente en Latinoamérica ha sido muy clara: resolver las disputas de manera pacífica, reconocer la soberanía de los países y aceptar la voluntad de los ciudadanos de las naciones. Los comunicados, posturas y acciones del Gobierno Federal han sido apropiadas y apegadas a las doctrinas tradicionales que el Estado mexicano ha abrazado y reproducido por décadas, es decir, la Estrada y la Carranza, además de apoyar en la cooperación internacional humanitaria.

La interacción de México con los demás países latinoamericanos es un activo trascendental para la posición, influencia y prestigio de nuestro país. En la medida que esta comunicación e interacción se vuelva más frecuente y asertiva, los resultados serán mucho más favorecedores para México al interpretarse no sólo como un aliado de los países de América Latina, sino como un país mediando y con injerencia en la región, lo que a su vez le permite erigirse como un país puente y mediador.

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Telegram
Email

More to explorer

En el largo plazo todos estamos muertos

Sea cierto o no, en ocasiones el largo plazo deja de ser algo abstracto y se acerca cada vez más a la realidad. Por ejemplo, le fue muy fácil a López Obrador empezar su sexenio bañando al país de promesas. Después de todo, seis años sí es bastante tiempo…

La solución a la violencia: ¿un narcoestado legal?

Cuando tienes a tu alcance finanzas de Estado; el amparo de la ley y sus instituciones; y acceso a un ejército nacional profesional, es casi un hecho que nadie —en su sano juicio— intentará arrebatarte el negocio. Por lo mismo, las drogas fueron una mina de oro para la clase en el poder durante décadas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.