Sobre nosotros

Plataforma dedicada a la difusión de columnas de opinión de expertos en diversos temas, desde la situación económica, política y social del país hasta tecnología, el ámbito empresarial y todo lo que sea de interés general.

Nuestras publicaciones son realizadas por distintos colaboradores y cada uno de los artículos refleja exclusivamente las opiniones de sus autores.

8 de diciembre de 2021
Si algo ha distinguido a los presidentes de los Estados Unidos, cualquiera que fuera de los últimos 50 años, es que tienen un fuerte sentido de animadversión por los regímenes que se dicen socialistas, comunistas o cualquier otro mote de ese tipo, bolivarianos tal vez...
Vistas: 3249
Tiempo de lectura:3 Minutos, 14 Segundos
ESCUCHAR EL AUDIO
Eduardo López Chávez

El día de ayer en el show cómico-mágico-musical del hijo predilecto de Macuspana, se dio a conocer, el contenido de una carta enviada al presidente de los Estados Unidos Joe Biden y firmada por el tabasqueño, en la cuál, pide la implementación de los programas Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro en los países de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Vamos por partes ¿por qué solicitar esto al gobierno de los Estados Unidos? ¿por qué no hacer el llamado a los gobiernos de los países en cuestión?, la respuesta es muy sencilla, los gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador, de ninguna forma aceptarían aplicar estos programas, dado que, no cuentan con los recursos necesarios para hacerlo, esto es, no tienen dinero para desperdiciar como al parecer en México si lo tenemos, aquí no hay medicinas, el sector salud sobrevive precariamente y no se invierte en innovación o investigación, pero, si hay dinero para reforestar y para dar dádivas a quienes ni estudian, ni trabajan.

Respecto a por que pedirlo al gobierno del presidente Biden, supondré que tiene que ver con el tema de los recursos que, se requieren para poder poner en marcha esta ridícula propuesta en la región centroamericana ¿a caso el morador de palacio busca colgarse una medalla por conseguir los recursos y a la vez que le deban un favor otros países? Si esto es así, me temo que realmente ya se volvió más que loco.

Si algo ha distinguido a los presidentes de los Estados Unidos, cualquiera que fuera de los últimos 50 años, es que tienen un fuerte sentido de animadversión por los regímenes que se dicen socialistas, comunistas o cualquier otro mote de ese tipo, bolivarianos tal vez, cuestión que pone en la lista negra a quienes les apoyan y genera tensiones importantes en la relación con la gran potencia del norte.

Lo anterior, no debe ser tomado como algo menor, finalmente las ultimas semanas el gobierno de la T de cuarta, se ha encargado de que los ojos del mundo entero estén puestos en nuestro país y no de la forma correcta ¿qué opinará la Casa Blanca sobre el buen trato del hijo predilecto de Macuspana para con Díaz Canel y Nicolas Maduro?

Es muy probable que, nada de lo realizado por el gobierno del tabasqueño sea visto con buenos ojos, por supuesto que, generará tensiones en la relación y adicionalmente en la mencionada carta se puede leer: “En suma, con estos dos programas, estaríamos atendiendo en menos de seis meses a 330,000 personas que verían como una esperanza esta acción conjunta de los gobiernos de Guatemala, Honduras, El Salvador y Estados Unidos. Si el gobierno de usted decidiera asumir esta decisión de manera ejecutiva, nosotros estaríamos plenamente dispuestos a colaborar con asesoría, experiencia y trabajo”

¿Realmente cree el morador de palacio que ofrecer asesoría, experiencia y trabajo a los Estados Unidos para implementar programas tan absurdos como los que propone, le va a merecer su simpatía y hará que se olvidé lo sucedido en estas semanas? ¿cree que Washington se olvidará fácilmente de que México como anfitrión de la CELAC, puso como parte de la apertura un mensaje del presidente chino? Sería ilógico, tonto y absurdo contestar que si, nuestro país depende de la economía estadounidense y al parecer este gobierno no lo entiende o no quiere entenderlo y solo se dedica a jugar con fuego, que en realidad no tendría nada de malo si y solo si, los únicos afectados fueran ellos, pero como siempre lo he dicho, los que pagaremos por los platos rotos y sus malas decisiones somos el resto de los ciudadanos.

Alguien debería decirle al hijo predilecto de Macuspana que tenga cuidado, por que empieza a oler a quemado y no son las garnachas que se desayuno el fin de semana.

A %d blogueros les gusta esto: